Debido a las fuertes lluvias causadas por la depresión tropical Diecinueve-E, Jardín Botánico de Los Mochis sufre graves consecuencias. Este día, el director del recinto natural, Marco Solorzano, enlistó las consecuencias de la tormenta en el Parque Sinaloa. “Aunque sabemos que estas lluvias sin críticas para muchos en el estado, nosotros no somos la excepción. Al estar en uno de los puntos más bajos de la ciudad, no solo nos cae agua de lluvia, sino también se nos mete agua al lugar desde varios accesos. Hasta este momento, ya rebasamos los 50 millones de litros de agua que se nos han metido, lo que repercute también en el estado de salud de las plantas, los suelos, las pistas perimetrales, andadores, y en general, es una afectación demasiado considerable”, dijo.

Al ser cuestionado sobre si este desastre aumentará el riesgo de afectación por Pudrición texana, Solorzano Castro cedió el uso de la voz al encargado del tema, el M.C. Víctor González, curador del Jardín Botánico. “La pudrición texana tiene varios factores ambientales que hacen que aumente su actividad, como por ejemplo: una temperatura arriba de los 27 grados, condiciones de ph de suelo arriba de 7.2 puntos, entre otros. Es aquí donde se vuelve voráz este hongo. El problema aquí es que el agua va a aumentar y eso va a incrementar también el ph, y va a activar al hongo y se comportará más agresivo; hay que implementar tácticas que lo detengan”, compartió, a la vez que compartió que en Jardín Botánico están 70% bajo el agua.

En lo que refiere a la cuantificación de daños, Marco Antonio Solórzano precisó la lista pertinente para socorrerlos. “Hay gran cantidad de árboles y plantas caídos, y necesitamos también la rehabilitación de sistemas eléctricos, rehabilitación de sistemas de ilumación, rehabilitación de pista de trote perimetral y andadores principales, recuperar andadores de jardines, bombeo de agua para recuperar lo niveles normales, combustibles para maquinaria, atender daños por filtraciones y hacer revestimiento de canal de riego; tambien se debe recuperar las condiciones de suelo aplicando ciertos productos. Para estas acciones, se necesita un estimado de 4 millones y medio de pesos”, anotó.

Asimismo, el director de Jardín Botánico, aprovecho para hacer un llamado a la sociedad y las dependencias correspondientes para apoyar en las acciones de rescate.
“En cuanto a atención, debemos verlo también como una prioridad. Nosotros también necesitamos la ayuda de las personas, de la comunidad y más importante aún, de las dependencias competentes para salir adelante. Nunca habíamos enfrentado una situación como esta; cuando menos, cerraremos una decena de días este Jardín Botánico, aunque nos podríamos extender al doble de días, todo depende del clima y de la recuperación que tengamos. Reitero: el factor que nos limita más es el recurso; todo cuesta dinero. En este espacio nadie paramos, siempre estamos viendo cómo solucionar los problemas. Nomás en tucuruguay, se necesita un millón de pesos. Además, prácticamente necesitaremos reemplazar las pistas perimetrales y andadores centrales. Es para que se den una idea de la necesidad económica que tenemos y el tabajo que se tiene que hacer” aseguró.
Cabe señalar que la fauna no sufrió daños.

Regresar Arriba